¿Por qué viajar en bicicleta?

Disfrutar de unas vacaciones con la bicicleta como compañera de viaje está ganando adeptos, y es que son muchas las ventajas de practicar el cicloturismo. Si bien hay cualidades de este medio de transporte que saltan a primera vista, como por ejemplo los beneficios sobre la salud o la contribución al cuidado del medio ambiente, hay otros más sutiles, pero igualmente gratificantes.


Ya sea por ese compañero de trabajo que solo habla maravillas de su viaje en bicicleta, o porque estás buscando un planteamiento diferente para tus próximas vacaciones, si estás leyendo este artículo probablemente sea porque esto del cicloturismo es una cuestión que, de una u otra forma, te ronda la cabeza. Pues bien, con este pequeño texto espero poder ser capaz de calmar tu curiosidad (¡o dejarte con ganas de más y que finalmente te dejes enganchar por esta forma de ver el mundo!).

Veamos ahora algunos de los principales beneficios de viajar en bicicleta:

1. A medio camino entre la velocidad y la calma…

Que la bicicleta no es el medio de transporte más rápido es una obviedad. Sin embargo, creo con total firmeza que, cuando uno viaja a golpe de pedal, lo hace a un ritmo perfecto, concretamente, perfecto para uno mismo. Porque si una ventaja tiene la bicicleta es que cada cual puede adaptar el ritmo a sus intereses, necesidades y capacidades. Con una velocidad más pausada que el coche o el tren, pero que sin lugar a dudas permite paladear cada pedalada y disfrutar, con los 5 sentidos, de aquellos detalles y paisajes que de otro modo se nos escaparían.

Y, sin embargo, aún con la bici a cuestas, somos capaces de abarcar grandes extensiones. Digamos que, por ejemplo, circulamos a una media de:

  • 12km/h (un ritmo asequible para cualquiera)
  • 6h por día (menos que una jornada de trabajo)
  • durante una semana…

… ¿lo has calculado ya? Nada más y nada menos que… ¡504km! No está nada mal, ¿verdad?

2. Generador de encuentros

Algunos curiosos se nos acercarán porque no están familiarizados con esto del cicloturismo, y otros nos darán ánimos (especialmente en las subidas…) para que sigamos con nuestra aventura.

Quizás conozcamos más viajeros como nosotros, o nos encontremos con esa entrañable persona que nos ofrece su ayuda, un tentempié y un poco de conversación para recuperar las fuerzas.

Y es que, cuando uno se desplaza en bicicleta, lo hace sin barreras.

3. Un transporte ecológico

No solo es el más eficiente medio de transporte inventado por el ser humano, si no que además no contamina ni una gota. Y esto siempre es, y será, un aliciente para promover el uso de la bicicleta.

4. Mejorando la salud

Está demostrado: cada pedalada mejora nuestro bienestar. Es un ejercicio completo y poco agresivo con nuestras articulaciones que favorece el equilibrio, fortalece el sistema cardiovascular y desarrolla el sistema musculoesquelético. Y como toda actividad física, nos hace liberar endorfinas, la hormona de la felicidad, y nos hace desconectar de nuestros problemas y rutinas. Como dice una archiconocida cita latina: Mens sana in corpore sano.

5. Autonomía y adaptabilidad

Los hay que llevan la tienda de campaña a cuestas porque priman la autonomía sobre otros aspectos, y aquellos que sin embargo prefieren dormir cada noche en un hotel porque no están dispuestos a renunciar al confort.

Otros se sienten atraídos por la posibilidad de pedalear en medio de la naturaleza, mientras que para los amantes de la historia y el arte el contrapunto cultural de los núcleos urbanos tendrá mayor relevancia.

Unos optan por cargar con el equipaje en las alforjas, aunque ello implique un poquito más de esfuerzo, y para otros el servicio de porte de maletas entre alojamientos es fundamental.

No importa si eres un aventurero o un sibarita, si vas justo de presupuesto o prefieres un confort razonable, o si te atraen más los grandes espacios naturales que las urbes: un viaje en bicicleta es un viaje hecho para ti.

Y tú que estás leyendo esto, te cuestionarás que no todo es tan bonito como lo pintan, y que esto del cicloturismo algún inconveniente tendrá. Haberlos, haylos, pero incluso el sudor en las cuestas hace más gratificante la llegada a la cima ????

Si este pequeño artículo no sacia tu curiosidad, te animo a que lo pruebes en tus propias carnes y luego me cuentes la experiencia. Pero te lo advierto, ¡unas vacaciones en bici son unas vacaciones que enganchan!

 

Comments (0)


Add a Comment





Allowed tags: <b><i><br>Add a new comment:



Publicaciones recientes


Comentarios recientes


Archivo